Lucentum. Campaña 2009/2010

por | 27 julio 2010
Desde principios del pasado mes de septiembre de 2009 y hasta finales de mayo de éste 2010 se han venido realizando excavaciones arqueológicas en Lucentum (el Tossal de Manises en la Albufereta de Alicante) centradas, en esta campaña, en dos áreas: el “foro” de la ciudad romana y las llamadas “Termas de Popilio”, siendo financiadas íntegramente por la Diputación de Alicante a través del Área de Arquitectura y el MARQ.
En el foro se han practicado 3 sondeos con un triple objetivo: ajustar la cronología de construcción de este centro cívico, conocer las características del acceso monumental entre el área religiosa (donde se ubicaba el templo) y la plaza situada frente a este edificio y determinar la evolución de la ciudad en este punto central excavando los niveles inferiores al pavimento de la plaza forense.
En cuanto a la actuación en las Termas de Popilio y edificios adyacentes, el propósito de la intervención consistió en terminar de exhumar el complejo de baños, específicamente la habitación que mediaba entre el vestíbulo y el vestuario, y conocer la trama arquitectónica y urbana entre las termas y el foro romano.
Los resultados han sido totalmente satisfactorios a pesar de las adversas condiciones climatológicas, ya que en el periodo de excavación se han dado más de 60 días de lluvia lo que ha comportado una ralentización y, a veces, detención de las labores de cava.
En lo que respecta al foro romano se ha confirmado su cronología de finales de la época del emperador Augusto y los inicios del mandato de Tiberio, es decir, a comienzos del siglo I d. C. lo que ratifica el vigor económico y de la ciudad romana en este momento. Por otra parte se ha confirmado la existencia de un arco de un vano que actuaba como elemento de tránsito monumental entre las áreas religiosa y civil del foro, un hecho poco frecuente en el entramado arquitectónico de los foros romanos de esta época, ya que este tipo de elementos se emplazan como monumentos de  acceso  a todo el conjunto forense.
El resultado más espectacular sin embargo ha sido el hallazgo de una calle bajo el foro. Presenta una anchura de 4 metros con varias pavimentaciones. La fecha de construcción se sitúa en los dos o tres últimos decenios del siglo III a. C. y viene a confirmar la existencia de un establecimiento humano anterior a al romano probablemente de creación cartaginesa. La vía, sin duda una de las principales, recorría gran parte de la ciudad de NO a SE articulando todo el sector centro oriental de lo que se va configurando como una fundación urbana de la que ya se conocían el complejo sistema defensivo (con torres huecas para alojar catapultas) y algunas construcciones adosadas a las murallas.
En las “Termas de Popilio” la excavación de la sala situada entre el vestíbulo de acceso y el vestuario ha constatado una profunda alteración del edificio a partir del siglo II d. C. El pavimento de hormigón con que contaba se destruyó y se emplazó un espacio de producción, probablemente una pequeña almazara. El cambio de uso del edificio público da idea da idea de las profundas transformaciones que sufrió la ciudad romana desde la segunda centuria de nuestra Era hasta su desaparición en el siglo siguiente.
Junto a las Termas se han descubierto dos grandes naves alargadas que interpretamos como “tabernae” o tiendas. Estas dos construcciones se añaden a otras ya conocidas en la misma calle, lo que confirma que esta vía, también llamada “de Popilio” era probablemente el principal eje comercial de la ciudad romana de Lucentum. Asimismo se ha constatado que dichas tiendas fueron parcialmente destruidas por la construcción de un gran edificio de planta cuadrangular que se adosó al foro en un momento de la época Flavia (último tercio del siglo I d. C.) del cual sólo quedan las huellas de la primera hilada de grandes sillares sobre un lecho de argamasa. La detección de esta construcción sólo a partir de frágiles indicios ratifica que Lucentum se convirtió en cantera de material de construcción, sufriendo un gran expolio a partir del siglo III d. C., hecho ya constatado en otros puntos de la ciudad.
Esta primera fase de excavación ha contado con una dotación económica por importe de 209.000€. Para una segunda fase de actuación, que se prevé este mes de septiembre próximo, se acometerá la consolidación y musealización de los sectores ya excavados, con una consignación presupuestaria de otros 69.000€, aplicando la metodología largamente experimentada en Lucentum y en otros yacimientos españoles. El objetivo por una parte es conservar los restos arquitectónicos exhumados y procurar la mayor comprensión para el público visitante de las nuevas zonas que se incorporan al recorrido del yacimiento. La actuación integral de excavación y consolidación está dirigida por M. Olcina Domenech y Rafael Pérez Jimenez, siendo codirectores de la excavación, los arqueólogos del MARQ A. Guilabert Mas y E. Tendero Porras
Desde principios del pasado mes de septiembre de 2009 y hasta finales de mayo de éste 2010 se han venido realizando excavaciones arqueológicas en Lucentum (el Tossal de Manises en la Albufereta de Alicante) centradas, en esta campaña, en dos áreas: el “foro” de la ciudad romana y las llamadas “Termas de Popilio”, siendo financiadas íntegramente por la Diputación de Alicante a través del Área de Arquitectura y el MARQ.
En el foro se han practicado 3 sondeos con un triple objetivo: ajustar la cronología de construcción de este centro cívico, conocer las características del acceso monumental entre el área religiosa (donde se ubicaba el templo) y la plaza situada frente a este edificio y determinar la evolución de la ciudad en este punto central excavando los niveles inferiores al pavimento de la plaza forense.
En cuanto a la actuación en las Termas de Popilio y edificios adyacentes, el propósito de la intervención consistió en terminar de exhumar el complejo de baños, específicamente la habitación que mediaba entre el vestíbulo y el vestuario, y conocer la trama arquitectónica y urbana entre las termas y el foro romano.
Los resultados han sido totalmente satisfactorios a pesar de las adversas condiciones climatológicas, ya que en el periodo de excavación se han dado más de 60 días de lluvia lo que ha comportado una ralentización y, a veces, detención de las labores de cava.
En lo que respecta al foro romano se ha confirmado su cronología de finales de la época del emperador Augusto y los inicios del mandato de Tiberio, es decir, a comienzos del siglo I d. C. lo que ratifica el vigor económico y de la ciudad romana en este momento. Por otra parte se ha confirmado la existencia de un arco de un vano que actuaba como elemento de tránsito monumental entre las áreas religiosa y civil del foro, un hecho poco frecuente en el entramado arquitectónico de los foros romanos de esta época, ya que este tipo de elementos se emplazan como monumentos de  acceso  a todo el conjunto forense.
El resultado más espectacular sin embargo ha sido el hallazgo de una calle bajo el foro. Presenta una anchura de 4 metros con varias pavimentaciones. La fecha de construcción se sitúa en los dos o tres últimos decenios del siglo III a. C. y viene a confirmar la existencia de un establecimiento humano anterior a al romano probablemente de creación cartaginesa. La vía, sin duda una de las principales, recorría gran parte de la ciudad de NO a SE articulando todo el sector centro oriental de lo que se va configurando como una fundación urbana de la que ya se conocían el complejo sistema defensivo (con torres huecas para alojar catapultas) y algunas construcciones adosadas a las murallas.
En las “Termas de Popilio” la excavación de la sala situada entre el vestíbulo de acceso y el vestuario ha constatado una profunda alteración del edificio a partir del siglo II d. C. El pavimento de hormigón con que contaba se destruyó y se emplazó un espacio de producción, probablemente una pequeña almazara. El cambio de uso del edificio público da idea da idea de las profundas transformaciones que sufrió la ciudad romana desde la segunda centuria de nuestra Era hasta su desaparición en el siglo siguiente.
Junto a las Termas se han descubierto dos grandes naves alargadas que interpretamos como “tabernae” o tiendas. Estas dos construcciones se añaden a otras ya conocidas en la misma calle, lo que confirma que esta vía, también llamada “de Popilio” era probablemente el principal eje comercial de la ciudad romana de Lucentum. Asimismo se ha constatado que dichas tiendas fueron parcialmente destruidas por la construcción de un gran edificio de planta cuadrangular que se adosó al foro en un momento de la época Flavia (último tercio del siglo I d. C.) del cual sólo quedan las huellas de la primera hilada de grandes sillares sobre un lecho de argamasa. La detección de esta construcción sólo a partir de frágiles indicios ratifica que Lucentum se convirtió en cantera de material de construcción, sufriendo un gran expolio a partir del siglo III d. C., hecho ya constatado en otros puntos de la ciudad.
Esta primera fase de excavación ha contado con una dotación económica por importe de 209.000€. Para una segunda fase de actuación, que se prevé este mes de septiembre próximo, se acometerá la consolidación y musealización de los sectores ya excavados, con una consignación presupuestaria de otros 69.000€, aplicando la metodología largamente experimentada en Lucentum y en otros yacimientos españoles. El objetivo por una parte es conservar los restos arquitectónicos exhumados y procurar la mayor comprensión para el público visitante de las nuevas zonas que se incorporan al recorrido del yacimiento. La actuación integral de excavación y consolidación está dirigida por M. Olcina Domenech y Rafael Pérez Jimenez, siendo codirectores de la excavación, los arqueólogos del MARQ A. Guilabert Mas y E. Tendero Porras

tossal(0)Desde principios del pasado mes de septiembre de 2009 y hasta finales de mayo de éste 2010 se han venido realizando excavaciones arqueológicas en Lucentum (el Tossal de Manises en la Albufereta de Alicante) centradas, en esta campaña, en dos áreas: el “foro” de la ciudad romana y las llamadas “Termas de Popilio”.

En el foro se han practicado 3 sondeos con un triple objetivo: ajustar la cronología de construcción de este centro cívico, conocer las características del acceso monumental entre el área religiosa (donde se ubicaba el templo) y la plaza situada frente a este edificio y determinar la evolución de la ciudad en este punto central excavando los niveles inferiores al pavimento de la plaza forense.

En cuanto a la actuación en las Termas de Popilio y edificios adyacentes, el propósito de la intervención consistió en terminar de exhumar el complejo de baños, específicamente la habitación que mediaba entre el vestíbulo y el vestuario, y conocer la trama arquitectónica y urbana entre las termas y el foro romano.

Los resultados han sido totalmente satisfactorios a pesar de las adversas condiciones climatológicas, ya que en el periodo de excavación se han dado más de 60 días de lluvia lo que ha comportado una ralentización y, a veces, detención de las labores de cava.

En lo que respecta al foro romano se ha confirmado su cronología de finales de la época del emperador Augusto y los inicios del mandato de Tiberio, es decir, a comienzos del siglo I d. C. lo que ratifica el vigor económico y de la ciudad romana en este momento. Por otra parte se ha confirmado la existencia de un arco de un vano que actuaba como elemento de tránsito monumental entre las áreas religiosa y civil del foro, un hecho poco frecuente en el entramado arquitectónico de los foros romanos de esta época, ya que este tipo de elementos se emplazan como monumentos de  acceso  a todo el conjunto forense.

tossal (1)El resultado más espectacular sin embargo ha sido el hallazgo de una calle bajo el foro. Presenta una anchura de 4 metros con varias pavimentaciones. La fecha de construcción se sitúa en los dos o tres últimos decenios del siglo III a. C. y viene a confirmar la existencia de un establecimiento humano anterior a al romano probablemente de creación cartaginesa. La vía, sin duda una de las principales, recorría gran parte de la ciudad de NO a SE articulando todo el sector centro oriental de lo que se va configurando como una fundación urbana de la que ya se conocían el complejo sistema defensivo (con torres huecas para alojar catapultas) y algunas construcciones adosadas a las murallas.

tossal (3)En las “Termas de Popilio” la excavación de la sala situada entre el vestíbulo de acceso y el vestuario ha constatado una profunda alteración del edificio a partir del siglo II d. C. El pavimento de hormigón con que contaba se destruyó y se emplazó un espacio de producción, probablemente una pequeña almazara. El cambio de uso del edificio público da idea da idea de las profundas transformaciones que sufrió la ciudad romana desde la segunda centuria de nuestra Era hasta su desaparición en el siglo siguiente.

Junto a las Termas se han descubierto dos grandes naves alargadas que interpretamos como “tabernae” o tiendas. Estas dos construcciones se añaden a otras ya conocidas en la misma calle, lo que confirma que esta vía, también llamada “de Popilio” era probablemente el principal eje comercial de la ciudad romana de Lucentum. Asimismo se ha constatado que dichas tiendas fueron parcialmente destruidas por la construcción de un gran edificio de planta cuadrangular que se adosó al foro en un momento de la época Flavia (último tercio del siglo I d. C.) del cual sólo quedan las huellas de la primera hilada de grandes sillares sobre un lecho de argamasa. La detección de esta construcción sólo a partir de frágiles indicios ratifica que Lucentum se convirtió en cantera de material de construcción, sufriendo un gran expolio a partir del siglo III d. C., hecho ya constatado en otros puntos de la ciudad.

En una segunda fase de actuación, que se prevé para este mes de septiembre próximo, se acometerá la consolidación y musealización de los sectores ya excavados aplicando la metodología largamente experimentada en Lucentum y en otros yacimientos españoles. El objetivo por una parte es conservar los restos arquitectónicos exhumados y procurar la mayor comprensión para el público visitante de las nuevas zonas que se incorporan al recorrido del yacimiento.

La actuación integral de excavación y consolidación está dirigida por M. Olcina Domenech y Rafael Pérez Jimenez, siendo codirectores de la excavación, los arqueólogos del MARQ A. Guilabert Mas y E. Tendero Porras

Comparte este artículo …

Me gusta


Website Pin Facebook Twitter Myspace Friendfeed Technorati del.icio.us Digg Google StumbleUpon Premium Responsive

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *