Descubrimiento de la Cova del Randero

        

Vista parcial de la Sala de la Entrada tras las labores de limpieza en 2007.

Vista parcial de la Sala de la Entrada tras las labores de limpieza en 2007.

        La Cova del Randero es conocida desde antiguo, siendo prospectada varias veces por el Centro Arqueológico Gatense (Gata de Gorgos, Alicante). Fue en los años setenta del pasado siglo cuando se realizaron unas obras en el interior de la cavidad, concretamente en la Sala de la entrada, que se habían efectuado con fines comerciales. Durante esas obras aparecieron algunos materiales que motivaron algunas rebuscas en su interior por expoliadores desaprensivos y tuvo que tapiarse la entrada. Posteriormente se agujereó la entrada dejando un talud de tierras extraídas de su interior en la que podían verse fragmentos de cerámica y sílex.
         Años más tarde, alumnos del Departamento de Historia Antigua de la Universidad de Valencia, bajo la dirección de José Aparicio, realizaron una criba de las tierras extraídas de la Sala de la Entrada, encontrándose todo el material hallado de esa criba en la Colección de Gata de Gorgos. Algunos de ellos fueron estudiados por J.L. Simón García en 1990, matizando que algunos materiales corresponden a la fase final del Neolítico, y otros de momentos posteriores hasta llegar a utilizarse durante la Edad del Bronce.
        Cuando comenzamos con el nuevo proyecto de investigación en la cueva  hace dos años observamos un desnivel, provocado por las labores de vaciado de las continuas rebuscas que posteriormente ha ido sufriendo la cueva. Si bien es cierto que en uno de los laterales de la cavidad todavía conservaba un gran paquete de tierras holocénicas de más de 1 m de profundidad, así como otras salas comunicadas por una serie de galerías que parecen poco alteradas, ya que se observa una potente sedimentación que posiblemente conserve casi intactos los niveles.

Website Pin Facebook Twitter Myspace Friendfeed Technorati del.icio.us Digg Google StumbleUpon Premium Responsive

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *