Descubriendo el Castellar: Las investigaciones de Pedro Ibarra en 1914-1926

por | 22 septiembre 2009
Ibarra 1

Cerámicas descubiertas por P. Ibarra e identificadas con sus formas islámicas

Los primeros trabajos con un sentido arqueológico más actual fueron realizados por Pedro Ibarra Ruiz en las primeras décadas del siglo XX, donde se abordó una recogida de materiales que fueron publicados en 1926 en su obra “Elche. Materiales para su historia”, basada en las excavaciones realizadas en el yacimiento en el año 1914.

Allí identifica algunas estructuras visibles en la parte alta del cerro como “un cuartel fortificado cuya traza medieval recuerda, por su figura, su emplazamiento muy primitivo, y por su aspecto y materiales, una restauración que obedeció a nuestras luchas interiores en el siglo XV…”, al tiempo que identifica como prehistóricas las producciones cerámicas extraídas del yacimiento, que gracias a la cuidadosa reproducción fotográfica que acompaña la publicación pudieron ser reconocidas como medievales.

El material de P. Ibarra fue publicado en el año 1926 y revisado por Sonia Gutiérrez  en su tesis doctoral. En las láminas y descripciones que ilustran la edición, aparecen materiales de la Edad del Bronce –sobre todo, líticos- de época romana tardía y en clara abundancia, de época islámica. Los materiales tardorromanos –ánforas, terra sigillata clara africana y cerámicas con pellas de barro, muy similares a la forma M10.1. de S. Gutiérrez- indican, a pesar de su escasez, la existencia de un asentamiento previo al mundo islámico, con el que también se pueden relacionar algunos fragmentos de  grandes tapaderas a mano con decoración impresa con motivos de círculos, similares a la forma Gutiérrez M30.1.1, documentadas en la cercana Alcudia de Elche y fechadas entre los siglos VII y VIII.

 El material plenamente islámico es con mucho el más abundante en la colección Ibarra, destacando varios fragmentos de tinajas con cordón plástico en relieve –forma M10.2. ó M10.3–,  marmitas del tipo M4.2., fragmentos de olla escotada del tipo T6.7., tapaderas planas de la forma M30.2. e incluso un candil del tipo 6.2. del Ribat de Guardamar, documentado por el GIEA, propio de los niveles superiores del yacimiento y fechado entre la segunda mitad del siglo X y el primer cuarto del siglo XI. Además a esta lista se pueden añadir fragmentos de ollas del tipo valenciano –forma Gutiérrez T6.6 – y cerámica pintada en color siena oscuro.

Website Pin Facebook Twitter Myspace Friendfeed Technorati del.icio.us Digg Google StumbleUpon Premium Responsive

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *